Rechercher
  • mogwayk

Leyendas del cuélebre 7

En la Brañaseca, concejo de Cudillero, vivía un cuélebre. Conscientes del peligro que suponía, los aldeanos le alimentaban con borona (pan hecho con harina de mijo) y pan de centeno para evitar que se comiese al ganado. Cada día se acercaban a la cueva con el alimento y se lo lanzaban a la entrada al grito de “Abre la boca, culebrón, que ahí te va el boroñón!”. Una vez la criatura se hubo habituado, remplazaron uno de los panes por una piedra al rojo vivo. El cuélebre, sin sospechar del engaño, atrapo la piedra al vuelo y se la trago. Aquello fue su final.



¿Quieres saber si pudo ser una criatura real? ->

55 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout
 
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 por Diego Pérez Martínez. Creado con Wix.com