Rechercher
  • mogwayk

El cuélebre, ¿pudo existir una criatura semejante?

Mis à jour : janv. 28

Lo creáis o no, no solo de las leyendas vive el cuélebre. Numerosas historias aseguran haberlo visto o capturado. Teniendo en cuenta que en algunas leyendas se nos presenta a la criatura como una espie de reptil a parte capaz de crecer hasta alcanzar grandes dimensiones, no es tan descabellado que tal vez pudo haber existido...


Veamos algunos ejemplos:


En 1784 un rico propietario llamado Don Prospero Remis Corao tuvo que desplegar cien hombres armados alrededor del lago Enol para atrapar una criatura que salía cada noche a devorar sus vacas y cerdos. La trampa funcionó y capturaron al ser vivo, llevándolo al señor alcalde de la localidad. Allí, en ayuntamiento, pudieron comprobar que la criatura tenía un cuerpo de serpiente cubierto de escamas con dos colas, una cabeza como la de un mono, pero con una boca que le cubría todo el ancho, dos cuernos y pelo en la cabeza como el de una mujer. Tenía además dos alas como las de un murciélago y dos piernas con largas uñas.



En 1917, varios vecinos de Caravia oían silbidos extraños en el bosque del Vallín, y creyendo que era un Cuélebre se armaron de escopetas y allá se encaminaron para darle muerte, pero no encontraron nada.


Otra historia nos cuenta que en Asturias el cura de Abamia decidido a matar al cuélebre que estaba causando daños en la comarca. Tomó su caballo y escopeta y fue a buscarlo. Al salir el monstruo de su cueva, el religioso disparó, logrando herirle, pero sin, aparentemente, causarle daño grave. Perseguido por el cuélebre, hubo de espolear a caballo para huir. Al atravesar un río y entrarle agua en la herida al dragón, parece que murió. Sin embargo, el cura, ignorando el hecho y presa del pánico, continuó su despavorida huída hasta que reventó al caballo, momento en el cual buscó refugio en un campanario cercano donde, según algunas versiones, falleció de miedo.


En 1965 varios vecinos de Felechosa, Aller, Asturias aseguraron haber visto un cuélebre. Se organizó una batida con la ayuda de la guardia civil que no daría ningún resultado, salvo el de alimentar el imaginario de los periodistas y el turismo local. Esta sería la última de una larga lista de batidas para atrapar al mítico animal.



Una pequeña bibliografía ->

40 vues0 commentaire

Posts récents

Voir tout
 
  • Facebook
  • Twitter
  • Instagram

©2020 por Diego Pérez Martínez. Creado con Wix.com